Manual para un golpe de Estado

Publicado: 24 de julio de 2012 en Uncategorized
Etiquetas:, ,
La Vía Campesina Internacional, participó de un panel organizado por el Frente Guasú, en el que se problematizó el golpe de estado, vinculándolo con un plan imperialista y  con una estrategia para desarticular la organización popular continental.

 

El pasado miércoles, integrantes de VCI expusieron –en el marco de un espacio de debate  de las Juventudes de los Movimientos Sociales en el Frente Guasú- sobre la implicancia del golpe institucional sucedido en Paraguay el pasado veintidós de junio por parte de sectores reaccionarios y aliados de los EE.UU.

 Caracterizaron al hecho como “golpe suave”, cuya estrategia es impulsada por el imperialismo para “asegurarse el control económico y militar de América del sur con el objetivo de apropiarse de su biodiversidad”.

Los llamados Golpes suaves o Golpes rápidos, se caracterizan por no cobrar mayor trascendencia en el momento que se llevan a cabo y por utilizar dos caminos de actuación, una iniciativa económica que posibilite la inclusión de las economías nacionales a la órbita de los tratados comerciales de Estados Unidos, y otro objetivo vinculado a la apropiación de la biodiversidad.

Los referentes de Vía campesina Internacional mencionaron la íntima relación que existe entre el golpe de estado llevado a cabo el pasado veintidós de junio en Paraguay con una estrategia de ruptura hacia la organización popular continental y destacaron el rol que tienen nuestros bienes comunes para los intereses económicos trasnacionales.

El método golpista

La teoría de los golpes suaves fue realizada por Gene Sharp, un estratega estadounidense que plantea –a través de un manual técnico denominado Manual para una Revolución Sin Violencia-, cómo hacer un golpe de estado sin utilizar medidas de fuerza.

El manual propone cinco grandes estrategias. Otorga herramientas para fracturar la unidad de cualquier resistencia que surja a partir de los diferentes golpes de estado, promoviendo denuncias que vinculan a los dirigentes de la izquierda, para fomentar la duda dentro de la opinión pública, por ejemplo. Así, se consigue interpelar a la ciudadanía, a través de elementos que ponen en duda la conducta ética de la resistencia.

También se plantea que, para que el golpe de estado se pueda llevar a cabo, es necesario que se expongan las fallas de los partidos y de las instituciones gubernamentales. Con el apoyo de los medios de comunicación masiva, se busca estigmatizar y desacreditar a las instituciones públicas del estado.

Al mismo tiempo se crea una sensación de inestabilidad y de crisis institucional, en la que es necesaria la intervención del ejército o la policía, y que el gobierno democrático no tiene capacidad de auto sustentación.

Frente a esto, la fractura institucional en diversos campos de acción, para generar esa fractura e inducir al poder a dejar el poder, para recuperar la estabilidad.

 Agregaron que “hay que estudiar estos manuales, para saber cómo operan y frente a esta naturaleza de golpes, podemos ir conociéndolos e ir actuando. Desde el ALBA de los Pueblos, sabíamos que la masacre de Curuguaty respondía a un proceso de golpe de estado.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s